Bienvenidos a mi espacio para el Alma…el Corazón…y los Sentidos…..

Tu ahora…Tu mágica Presencia…

Hace mucho que no miramos lo que creemos ver: cuando estamos frente a lo que damos por conocido no vemos lo que es, sino lo que guardamos en la memoria respecto de ello. 

                                    TENEMOS UNA MENTE  “CACHEADA”. Qué es eso?

Te servirá saberlo: cuando con tu computadora usualmente ingresas a un mismo sitio web, tu máquina guarda en una “foto” de ese sitio, de modo que al ingresar en él, para que baje a la pantalla más rápidamente, en vez de buscarlo en la red, lo busca en su propia memoria (caché).

Pero si ese sitio ha sido actualizado es posible que en vez de contar con su nueva información, lo veas tal como era antes de ella: han subido un documento nuevo, una nueva foto… pero en tu pantalla no se ven.

O sea que… ves un sitio que ya no existe!… 

Así sucede en nuestro cerebro: cuando algo ha ingresado a nuestra memoria, la mente, en vez de registrar la información tal como se presenta HOY ante nuestra percepción, “acorta camino” y acude, en cambio, a nuestra memoria, a lo viejo.

Te habrá sucedido, por ejemplo, al volver de viaje, que te resulte muy extraña tu propia casa: es como verla por primera vez, más colorida, con más volumen! Pero pronto se instala el hábito perceptual, y uno ya no ve sino su propia memoria.

 Lo mismo nos sucede cuando miramos a un ser querido en una foto o en una filmación de hace pocos días: allí SÍ nos llama la atención que ha envejecido, o que está más delgado… porque estamos mirándolo con menos carga de memoria; pero cuando lo tenemos enfrente nos cuesta verlo tal como es HOY.

El punto está en que la vida es lo que está sucediendo, no lo que sucedió! De modo tal que para estar TOTALMENTE PRESENTES necesitamos dar un salto por encima de la mente mecánica, proponiéndonos intencionalmente MIRAR cuando vemos, ESCUCHARcuando oímos.

Ahora. HOY: tu barrio, tu casa, tus seres queridos, tus compañeros, tus vecinos… MIRAR LO QUE CREÍAS YA HABER VISTO, como por primera vez (o como por última vez). En la Psicología del Budismo se le llama “abrir los sentidos”: recuperar lo que los antiguos denominaban “mirada adámica”, tal como Adán, metafóricamente, habrá apreciado el mundo con sus ojos vírgenes de toda memoria: cada cosa aún sin nombre, nueva!…

Cultivar la limpieza perceptual es buscar una real PRESENCIA DE SÍ (o al menos darnos cuenta de cuándo nuestra mente vieja nos impide percibir lo que ES…). Si sostenemos la Intención de abrir el diafragma de la conciencia (como el de una cámara de fotos), de pronto acontece el ASOMBRO. Y vemos. Y escuchamos.

Puede ser tan conmovedor que hay que tener mucho coraje para atreverse.

Sin embargo, ojalá te atrevas. HOY. AHORA. Aunque sólo sean INSTANTES DE PRESENCIA. Así lo dijo de modo bello y simple Gloria Antón, escritora argentina:

“Qué me importa en esta mañana de abril
un húmedo recuerdo de reveses lejanos,
si el sol brilla profundo en el horizonte,
si todos los pájaros dan cuenta del espacio
y del vacío, pero siempre de hoy.

No me vengas, oh mente, con pan duro:
sólo acepto pan de hoy.”
de Corazón a Corazón
FABI
Anuncios

7 comentarios

  1. Rafa

    Buenas Fabi
    Bonito lo que escribes
    Te deseo una feliz semana
    Un besazo.

    13 octubre, 2008 en 21:24

  2. Noemi

    Cantarle al amor y a un amigo
    es lo mismo que entregar una fortuna
    por que tenerlos es mi mayor anhelo
    y lo agradezco mirando hacia la luna
     
    Aquí en este rincón cree una vida
    de poemas y colores de mi vida
    compartirla con amigos reconforta
    mi vulgar y triste o gris monotonia
     
    Si algun dia esas cosas de la vida
    me llevaran a alejarme de este mundo
    quedara mi corazon para vosotros
    y una guia espiritual que os diga el rumbo
     
    Mientras tanto seguire brindando cosas
    que en  mis años e guardado para aquellos
    que disfruten como yo de mis tesoros
    y que sepan alegrarme con un Beso
    Excelente comienzo de Semana
    que no decaiga el animo ante nada…
    Dicen que la fe es lo ultimo que se pierde
    si alguien encuentra la mia
    agradeceria me la devuelva
     
    Noemí Bianchi

    13 octubre, 2008 en 8:18

  3. jose

    Totalmente de acuerdo contigo, tenemos a nuestros cerebros acostumbrados a mirar hacia atrás, unas veces por comodidad y la mayoría, por miedo a enfrentar lo que cada nuevo día pueda traernos. Debemos aprender del pasado, esa es su utilidad, pero no recrearnos en el, ya que si lo hacemos, corremos el riesgo de perder esos buenos detalles que nos brinda el día a día, además de no vivir en la realidad. Del pasado, no se puede vivir, el futuro no existe, ya que la vida es siempre en presente. Así que, "CARPE DIEM", disfruta el momento, es lo único que tienes. Un saludo.

    10 octubre, 2008 en 18:12

  4. Saime

    Estoy de acuerdo contigo sólo en parte, en esa parte que invita a mirar todo con los ojos del día de hoy, porque como todo cambia, tanto si nos gusta, para disfrutarlo, como si no, para aceptarlo, es la realidad de ese momento. Pero…(siempre hay un pero) nunca podremos ver nada igual que cuando la vimos por primera vez, aunque ese algo no cambie, porque nosotros también cambiamos y por tanto nuestras aspiraciones, sueños, sentimientos, intereses…..que son los que nos hacen diferentes a las personas. Un ejemplo que creo nos ha pasado a todos es el de ver una ciudad, un cuadro, unos pendientes  que  nos parecían lo más bonito que habíamos visto  y que pasado un tiempo, ya no lo son tanto…no se si me explico, pero al menos lo intento, jeje.
    Saludos.

    10 octubre, 2008 en 17:38

  5. Mayson

     
    Es prácticamente imposible descubrir un mundo nuevo en cada instante, aunque sería muy interesante, como indicas cuando hablas de la capacidad de asombro, capacidad que ves en los niños porque aún tienen muchas cosas que descubrir.
    Sí que he notado que en ocasiones, con el piloto automático encendido (sin pensar) al salir del portal de casa me dirijo a la derecha (dirección del trabajo), en vez de a la izquierda (dirección de la compra, tiendas, amistades, ocio…)
    El mundo moderno con el trabajo, la casa, los hijos, los momentos de ocio… nos dejan poco tiempo para la reflexión.
    De todas formas yo necesito tiempo para mí, sin hacer nada, sólo reencontrándome.
    Que disfrutes del fin de semana.
     

    10 octubre, 2008 en 17:07

  6. Nosfe

    lindo fabi
    buen fin de semana

    10 octubre, 2008 en 14:53

  7. etel

                    De corazón a corazon: gracias .
                    Esta entrada está para leerla varias veces.
                    Saludos sabia amiga.

    10 octubre, 2008 en 13:50

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s